Reclamaciones falsas. El Reino Unido prohibe las Cold calls.

¿Y qué son las Cold calls o llamadas en frio? Pues hacer llamadas telefónicas no solicitadas buscando vender algo u ofrecer determinados servicios.

El Gobierno británico desde septiembre de 2018 prohibe las llamadas en frio a través de la Financial Guidance and Claims Act. Según un informe publicado por ABTA y elaborado por Yougov, uno de cada cinco británicos (9,5 millones de personas) había sido alentado a realizar reclamaciones falsas por enfermedad (supuestas intoxicaciones alimentarias durante las vacaciones ). En concreto, ha prohibido a las empresas de gestión de reclamaciones (CMC) hacer llamadas telefónicas no solicitadas a través de la Financial Guidance and Claims Act.

Las compañías que hacen dichas llamadas tienen que asegurarse de que tienen el permiso del destinatario antes de la conversación. Las multas por infringir las normas pueden llegar hasta 500.000 libras esterlinas.