¿Cómo te puede ayudar tu embajada o consulado en tu viaje?

Las embajadas, suelen ser para muchas personas, el lugar al que se acude cuando se tiene algún problema serio o se necesita resolver alguna cuestión legal en un país que no es el propio.
La función de consulados y embajadas es tratar de prestar toda la ayuda posible, aunque los servicios que ofrecen son limitados (no esperes mucho apoyo si has infringido una ley local) El ministerio de asuntos exteriores a través de sus embajadas y sus consulados pueden:
  • Expedir pasaportes o salvoconductos en caso de caducidad, pérdida o robo de la documentación
  • Dar información sobre los servicios médicos, educativos y legales del país
  • Prestar asistencia a detenidos
  • Adelantar, en circunstancias excepcionales, la cantidad necesaria para una repatriación
  • Prestar servicios de Registro Civil, notariales, de legalización de documentos, o de remisión de comunicaciones e instancias a organismos del país.
A veces, en países muy remotos, el acercarse a la embajada puede ser una buena forma de ponerte en contacto con otros compatriotas o acudir a las celebraciones o eventos que hacen (fiestas nacionales, presentaciones …)
Sin embargo, no es su función: 
  • Hacer funciones de agencia de viajes
  • Conseguir trabajos en el extranjero
  • Garantizar un tratamiento mejor que el otorgado a los nacionales de ese país en cárceles u hospitales
  • Avalar, prestar dinero o pagar sus multas
  • Poner a su disposición personal para que actúe como intérprete, guía o asistente social.
  • Las situaciones excepcionales y solicitudes son estudiadas en cada caso
Si necesitases sus servicios puede resultarte muy útil tener un listado impreso con las direcciones y teléfonos de la embajada de tu país en los lugares que vas a visitar. Si donde te encuentras no hubiese, puedes acudir a otra con la que tu gobierno tenga convenios de colaboración (Si eres miembro de la Unión Europea, puedes pedir ayuda en la de cualquier otro país perteneciente a esta)
Puede ser de utilidad, inscribirse en el registro de viajeros que algunas embajadas ofrecen. Facilitando tu localización y asistencia en caso de crisis o emergencia. Si tu estancia en un país va a ser de varios meses, debes inscribirte como no residente en el registro de matrícula consular de la embajada.