Tapones de cera en los oídos

[…] Pues a decir verdad no hemos tenido muchos problemas médicos graves estando fuera. Como todo el mundo en su mayoría se han basado en algún resfriado con fiebre alta que se ha pasado tras unos días. Lo que sí me afecta a mi (Robert) en cada viaje que realizamos donde haya buceo, son los tapones de cera en los oídos. Debido a la presión bajo el agua es algo que tengo que cuidarme mucho antes del viaje y después, con sueros y demás y practicar la actividad con cierto cuidado al descender los primeros metros.

Luego también hemos tenido alguna herida o corte superficial sobretodo en los safaris realizados o en trekings por la selva pero con Ely que es enfermera el botiquín y las curas están más que solucionadas. La verdad es que no nos ha pasado nada más grave […]

Ir a Blog Con arena en la mochila