Rabia en Puerto Rico

En Puerto Rico, el virus de la rabia en endémico y está localizado en la población de mangostas (Herpestes auropunctatus). La rabia animal es prevalente en la Isla. En el 2015, un hombre fue mordido por una mangosta y al no acudir a un médico murió por la enfermedad.

El Laboratorio de Rabia del Departamento de Salud del país recibió en el 2017 muestras de 86 animales que habían mordido o expuesto a humanos. De estos, 31 animales resultaron positivos para el virus de la rabia. Esas personas necesitaron tratamiento post exposición para evitar desarrollar la enfermedad.

El Departamento de Salud de Puerto Rico tiene una infraestructura para evitar las muertes por este virus. Actualmente la Orden Administrativa 358 estipula que toda mordedura de animal (a un humano) tiene que ser reportada a la agencia estatal en un plazo de 24 horas por quien atienda a la persona.