El transberiano, Rusia

La línea de tren más famosa del mundo. Y también la más larga, más de 9.000 kilómetros. La misma que atraviesa al menos siete zonas horarias para conectar Moscú con Vladivostok, en la costa rusa del océano Pacífico.

Ideado con el objetivo de solucionar el problema de aislamiento que padecía Siberia y con 13 años y 250 millones de dólares (unos 223 millones de euros) de inversión en su construcción, el Transiberiano, también conocido como tren Rossiya, celebra el centenario de su inauguración.