Septiembre 2019. Malaria en Panamá

Autoridades de de Salud de Panamá han notificado hasta la semana epidemiológica 35 de 2019 (25 al 31 de agosto) 1.275 casos de malaria, 777 más  que en el mismo período de 2018 (498).

En 2018 se reportaron en el país un total de 715 casos y en 2017 la cifra ascendió a 689 personas.

Las cuatro zonas endémicas del país son la Comarca Guna Yala, Panamá Este, El Darién y la Comarca Ngäbe-Buglé, donde circulan Plasmodium vivax y P. falciparum.

Este aumento de casos evidencia que será difícil erradicar la enfermedad antes de 2022, como lo establece el Plan Estratégico de Eliminación de la Malaria, firmado en abril de 2018.

Entre las medidas que se deben tomar figuran la búsqueda activa de casos, abordaje integral, orientación a la comunidad y fumigación intradomiciliaria con insecticidas.

El aumento de casos se debe a la migración de personas asintomáticas y sintomáticas procedentes de regiones endémicas dentro del país, la negativa (principalmente en poblaciones indígenas) a someterse a pruebas de sangre, a
completar el tratamiento antimalárico y la aplicación de la fumigación. También la captación tardía de los casos en las zonas endémicas.

La incidencia de casos se presenta de forma cíclica, con variaciones, sobre todo relacionadas con la temperatura y las lluvias. El parásito presenta resistencia a algunos antimaláricos y los mosquitos se han vuelto resistentes a varios insecticidas.

Malaria