Muros y minas de la vergüenza en el Sahara Occidental

Más de 2.500 personas, según datos del Informe Monitor de Minas Terrestres, han resultado heridas, mutiladas o asesinadas por minas de fabricación de española, italiana, portuguesa, china, inglesa, belga y soviética esparcidas por el territorio saharaui desde 1975, además de las bombas de racimo fabricadas en Estados Unidos y bombas de 250 a 950 kgs. con detonadores retardados lanzadas por aviones Mirage F1 y F5 en las diferentes incursiones de las Fuerzas Armadas Reales Marroquíes.

El fuerte siroco, el movimiento de la arena y la lluvia han trasladado y enterrado muchas de ellas, por lo tanto no existe una localización precisa de las minas. Cada año se siguen produciendo entre 20 y 30 nuevas víctimas.