¿Infección en humanos por Crithidia fasciculata?

Un reciente estudio publicado en Emerging Infectious Diseases sugiere que la transmisión del parásito protozoario Crithidia fasciculata, típico de insectos podría causar síntomas similares a la leishmaniosis en humanos.

A diferencia de la leishmaniosis, este parásito no respondería al tratamiento clásico. Durante las últimas décadas, distintas investigaciones han descrito casos atípicos de pacientes coinfectados con Leishmania y otros grupos de parásitos protozoarios que generalmente infectan insectos, incluido Crithidia.

El estudio describe los parásitos aislados en un paciente brasileño de 63 años que inicialmente buscó tratamiento para los síntomas de la leishmaniosis visceral (pérdida de peso, fiebre, anemia, hepatomegalia y esplenomegalia). Sin embargo, después de ocho meses de tratamiento estándar contra la leishmaniosis, los síntomas del paciente no habían mejorado. El paciente desarrolló lesiones cutáneas generalizadas con bordes mal definidos (a diferencia de las pequeñas lesiones con bordes bien definidos que a veces aparecen después del tratamiento para la leishmaniosis visceral) y finalmente falleció.

Para determinar la causa de la enfermedad, los investigadores cultivaron parásitos tomados de la médula ósea y las lesiones cutáneas del paciente, secuenciaron sus genomas y descubrieron que los parásitos no estaban estrechamente relacionados con los parásitos de Leishmania que causan enfermedades. En cambio, estaban más estrechamente relacionados con Crithidia fasciculata, un parásito que generalmente coloniza mosquitos.

Para confirmar que estos parásitos Crithidia podrían infectar a los mamíferos, los investigadores expusieron a los ratones a los parásitos aislados del paciente, tanto por vía intravenosa como por inyección en la piel, y descubrieron que ambos tipos de parásitos infectaban el hígado. Los parásitos recogidos de la piel del paciente también causaron lesiones en la piel de los ratones. Se confirma por tanto, que los parásitos Crithidia también pueden infectar a las personas.

El estudio plantea que el paciente brasileño podría no ser un caso aislado. Si las infecciones por Crithidia representan una enfermedad infecciosa emergente en las personas, habrá una necesidad urgente de desarrollar nuevos tratamientos efectivos.

También existe la preocupación de que la enfermedad pueda ser transmitida por mosquitos, ya que Anopheles y Culex pueden albergar al parásito Crithidia.

Son necesarias nuevas investigaciones para detectar otros casos humanos, confirmar la distribución geográfica del parásito y las especies huésped, y descubrir posibles tratamientos.

Leer estudio completo

Crithidia fasciculata