La aparición de resistencias a los antibióticos en animales casi se triplicó desde el año 2000

A nivel mundial, un 73% de todos los antimicrobianos vendidos en la Tierra se utilizan en animales destinados para la alimentación. El aumento de la demanda mundial de carne hace que se destine la mayor parte del uso de antibióticos para el ganado. Desde el año 2000, la producción de carne se ha estancado en países de altos ingresos, pero ha crecido en un 68%, 64% y 40% en Asia, África y América del Sur, respectivamente.

La evidencia más reciente ha relacionado este aumento de consumo antibiótico con el aumento de infecciones resistentes a los antimicrobianos, no solo en animales sino también en humanos.

Un reciente artículo describe la carga global de resistencia a los antimicrobianos (RAM) en animales basándose en revisiones sistemáticas de los últimos 20 años. 901 estudios de prevalencia de RAM en animales para los patógenos indicadores comunes: Escherichia coli, Campylobacter spp., Salmonella spp. no tifoidea y Staphylococcus aureus.

Se ha detectado un claro aumento en el número de cepas bacterianas resistentes en pollos y cerdos. De 2000 a 2018, la proporción de compuestos antimicrobianos con resistencia superior al 50% (P50) aumentó de 0.15 a 0.41 en pollos y de 0.13 a 0.34 en cerdos y se estabilizó entre 0.12 y 0.23 en bovinos.

Los mapas globales muestran puntos de resistencia en el noreste de India, el noreste de China, el norte de Pakistán, Irán, Turquía oriental, la costa sur de Brasil, Egipto, el delta del río Rojo en Vietnam y las áreas que rodean a México Ciudad y Johannesburgo.

Las áreas donde la resistencia apenas comienza a surgir son Kenia, Marruecos, Uruguay, el sur de Brasil, el centro de India y el sur de China.

Las predicciones no son tan exactas en los Andes, la región amazónica, África occidental y central, la meseta tibetana, Myanmar e Indonesia.

Las tasas de resistencia más elevadas se observaron para las familias de antimicrobianos más comúnmente utilizadas en la producción animal: tetraciclinas, sulfonamidas y penicilinas.

El estudio ofrece un modelo de referencia para países de ingresos bajos/medianos y proporciona una perspectiva de «One Health» a la que se pueden agregar datos futuros.

La eficacia de los antimicrobianos utilizados en veterinaria para la cría de animales se está agotando rápidamente, con importantes consecuencias para la salud animal, los medios de vida de los agricultores y potencialmente para la salud humana.

Las regiones afectadas por los niveles más altos de RAM deben tomar medidas inmediatas para preservar la eficacia de los antimicrobianos que son esenciales en la medicina humana al restringir su uso en la producción animal.

Leer estudio completo

Recursos de interés

 

Resistencia antibióticos