Noviembre 2019. Intoxicaciones por setas en Francia

Autoridades sanitarias de Francia (ANSES) han advertido sobre el aumento de casos observado de intoxicaciones por setas en las últimas semanas.

En los últimos 15 días, se han reportado 493 casos de intoxicación a los Centros de Control de Intoxicaciones, incluido uno grave. Afortunadamente, no ha habido muertes.

Las personas afectadas habían recolectado especies venenosas casi idénticas a las especies comestibles. La mayoría de las derivaciones a urgencias han sido debidas a confusiones en la identificación de los hongos.

Sobre todo entre el champiñón campestre (Agaricus campestris) y el champiñón amarillento (Agaricus xanthodermus) o entre otros tipos de champiñones comestibles y el hongo engañoso (Entoloma sinuatum).

Los síntomas más frecuentes observados han sido trastornos gástricos y deshidratación; un síndrome que se parece mucho a una gastroenteritis severa, con trastornos digestivos muy marcados: vómitos, dolor abdominal y diarrea. Estos errores en ocasiones pueden tener serias consecuencias para la salud, especialmente para las personas sensibles.

Otras manifestaciones como las provocadas por las toxinas de la falsa oronja (Amanita muscaria) afectan al cerebro y causan alucinaciones. Este hongo suele confundirse con la oronja de los Césares (Amanita caesarea), una seta comestible muy buscada.

Algunos hongos pueden causar daño hepático, provocando hepatitis severas, que en ocasiones llega a requerir un trasplante de hígado o incluso causar la muerte.También pueden producir trastornos neurológicos, como convulsiones.

Los hongos poseen toxinas muy poderosas, por eso no se deben consumir aquellos de los que no se tiene seguridad.