Visitar Guyana. Howdy? (¿Qué tal?)

El país tiene una ecléctica herencia cultural debido a su pasado colonial, que resulta mucho más interesante cuando se une a su geografía, de la selva a la costa caribeña. Su población desciende en gran parte de esclavos africanos e inmigrantes de las Indias Orientales obligados por contrato, y en su interior hay algunos asentamientos amerindios aislados.

Georgetown, su capital, ofrece una sensación fronteriza. Aparte de los titulares de cortes de luz, corrupción y problemas económicos, cuenta con una alegra mezcla de personas que están transformado el país en un destino de observación de naturaleza. Sus bosques de increíble biodiversidad se consideran el mayor bien del país.

Algunas actividades: Ver caimanes negros en peligro de extinción por la noche en una canoa en el río Rupununi; Unirse a los vaqueros para conducir ganado en los remotod montes Kanuku; Viajar en barco de Charity a la playa Shell, un espléndido tramo de costa.

Particularidades: Caña de azúcar; tragedia de Jim Jones; el jugador de críquet Clive Lloyd. Se calcula medio millón de guyanenses viven en el extranjero, casi tantos como los que hay en el país.

Cuando ir: De mediados de octubre a mediados de mayo