Fiebre y síndrome gripal al regreso del trópico

Paciente

Varón de 46 años sin antecedentes mórbidos de interés, que ha realizado viajes con frecuencia a Guinea Ecuatorial por motivos laborales, con estancias de 3-4 días. Regresó del último viaje 13 días antes y desde hacía 5 presentaba malestar general, astenia, fiebre, tiritona y escalofríos. Había sido correctamente vacunado de fiebre amarilla, fiebre tifoidea, hepatitis A y difteria tétanos antes del viaje, pero no había tomado quimioprofilaxis antipalúdica.

A su regreso había sido visto por su médico de atención primaria y diagnosticado de gripe, con tratamiento sintomático, pero ante el empeoramiento de los síntomas acudió a un Centro de Referencia para Enfermedades Tropicales.

Diagnóstico y tratamiento

Dentro del protocolo de actuación, y ante la elevada sospecha de paludismo, se efectuó una gota gruesa y extensión de sangre evidenciándose parasitación mixta por P. falciparum y por P. ovale. El paciente presentaba malaria grave con
hiperparasitación (índice de parasitación del 17%), lactacidosis, insuficiencia renal, trombopenia extrema y shock séptico. A pesar del tratamiento con quinina y doxiciclina intravenosas, y el tratamiento de soporte en la UVI, el paciente falleció con un distrés respiratorio.

Trofozoitos de P. Falciparum

Comentarios

Existen cinco especies de Plasmodium responsables de la enfermedad en el ser humano, la más agresiva es P. falciparum. La no realización de quimioprofilaxis antipalúdica y el retraso en el diagnóstico son los principales factores que determinan la mortalidad.

Información

De los 42 géneros de mosquito, sólo la hembra del género Anopheles es capaz
de transmitir la malaria al ser humano, mediante picadura.

Anopheles también puede transmitir filarias y algunos arbovirus. Su hábitat generalmente corresponde a regiones situadas a menos de 2.500 metros sobre el nivel del mar, en estancamientos de agua dulce (algunas especies se pueden reproducir en agua salada). Tiene cuatro estadios evolutivos: huevo, larva, pupa y adulto. Los especímenes adultos habitualmente se encuentran en un radio de 2,5 Km en torno a sus lugares de reproducción, aunque se ha constatado que con viento favorable pueden llegar a recorrer hasta 70 Km.

El mosquito adulto suele alimentarse entre el atardecer y el amanecer, aunque ocasionalmente puede picar durante el día en regiones selváticas densas y frondosas. Las picaduras pueden pasar inadvertidas para el individuo.

Precauciones

El uso de mosquiteras y el empleo de quimioprofilaxis antipalúdica son las principales medidas preventivas eficaces frente al paludismo. Existen diferentes fármacos que se pueden aplicar en función de las características del viajero (enfermedades previas, tratamientos habituales), el tipo de viaje (corta o larga estancia, aventura o turismo) y del parásito (resistencias a los fármacos).

Por el Dr. Germán Ramírez Olivencia.

Descargar ficha