Experiencias viajeras. «Puntos Negros que se mueven» por Guillermo Marcelo Plaza

Nuestro amigo, viajero y trotamundos Guillermo Marcelo Plaza andaba por alguna playa remota entre Surinam y Guyana Francesa  cuando le sucedió esto:
» Al comienzo noté una pequeña molestia y hallé un punto negro en ambas plantas de los pies y un tercer punto en el extremo del meñique derecho, casi debajo de la uña. Pensé que sería un punto negro al uso, incluso llegué a mandarle una foto a un amigo que tuvo un papiloma, por si pudiera ofrecerme su punto de vista. No le di mayor importancia y los días pasaron …»

» La semana siguiente llovió mucho y no pude quitarme las deportivas hasta última hora de la tarde. La humedad de estar todo el día bajo la lluvia hizo que mi piel se arrugara. Al quitarme los calcetines aprecié que uno de los puntos negros que tenía en el pie … ¡SE MOVÍA!. Lo toqué desplazándolo hacia un lado y hacia el otro hasta que se desprendió una bolita y cayó al suelo que podéis ver en el video de abajo. Intenté llevar a cabo el mismo proceso con las otras dos que todavía me quedaban en el pie derecho, aunque sin éxito».

«En esa época estaba yendo al hospital para curarme un quiste sebáceo que me habían extirpado de la espalda, por lo que aproveché para comentar la extraña aparición. Procedieron a echarme una crema en los puntos y a vendar la zona afectada (para ahogarles y hacer que salieran fuera de la piel … me dijeron). Los siguientes días no pude apoyar por completo el pie derecho debido a que la presión sobre la zona en cuestión me hacía daño»

«A los dos o tres días ya no tenía nada, aunque siguió molestándome el pequeño agujero del pie una semana más, que se cubrió enseguida«.

¿Quieres saber más sobre lo que le pudo suceder a Guillermo? En este enlace te explicamos que es la Tunga penetrans; también llamada pulga de la arena o nigua.

Tunga

12 de Noviembre. Charla «Periplo en Trotineta»