La inmunización intravenosa con BCG demuestra una mayor eficacia que la inyección intradérmica

La vacuna BCG (Bacille Calmette-Guérin) está disponible desde 1921 y sigue siendo el único método preventivo aprobado para la prevención de la infección tuberculosa.

La BCG se compone de una forma viva atenuada (debilitada) de Mycobacterium bovis, una bacteria estrechamente relacionada con Mycobacterium tuberculosis. La alta variabilidad de BCG para prevenir la tuberculosis pulmonar, la causa principal de morbilidad y mortalidad, representa un componente importante de la falla global para prevenir la propagación de la Mtb.

Históricamente, la BCG se ha administrado a través de una inyección intradérmica en el brazo. Los investigadores del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de EE.UU. acaban de sugerir que cambiar la vía de administración de la vacuna puede tener un gran impacto en su eficacia.

Un reciente estudio publicado por Darrah et al. realizado en monos macacus rhesus comparó la inmunización contra Mycobacterium tuberculosis usando tres rutas: intradérmica, mediante aerosoles e intravenosa.

A las 24 semanas tras la vacunación, se analizó la respuesta inmune provocada por cada vía. Los macacos que recibieron la administración intravenosa produjeron los niveles duraderos más altos de células T.

A los seis meses tras la vacunación, se expuso a los macacos a la bacteria y se evaluó la progresión de la enfermedad en los animales durante 12 semanas.

Las imágenes de PET-TAC y el análisis cuantitativo de la carga bacteriana reveló que 9 de 10 macacos inmunizados de forma intravenosa estaban altamente protegidos. Seis de estos no tenían la micobacteria detectable, y los tres restantes tenían una presencia extremadamente baja de la bacteria. En comparación con los vacunados por aerosoles o intradérmica, los macacos que recibieron la administración intravenosa tenían una respuesta inmune significativamente más robusta.

Estos hallazgos podrían tener una importante implicación para el futuro de la prevención y el control de la tuberculosis. Una mejora en los métodos de inmunización de BCG, potencialmente por la ruta de administración, pidoera ser un paso en el esfuerzo por detener la epidemia mundial.

Leer estudio

 

Vacuna de la tuberculosis (BCG)

Tuberculosis