Finnmark, Laponia noruega

Sus remotas y heladas tierras forman un enclave excepcional para divisar auroras boreales.

Sus habitantes, los samis, son los descendientes de los primeros habitantes de la península escandinava, uno de los últimos pueblos aborígenes de Europa. En su mayoría dedicados a la cría de renos, más que un negocio es una forma de vida.

El Lavvo es la tienda tradicional de los samis: cónica, de tela y con un agujero en el techo para el humo.

Noruega