Notificada por primera vez leishmaniosis en un hurón doméstico

Publicado en la revista ‘Veterinary Parasitology’  un artículo donde se demuestra por primera vez la presencia de leishmaniosis (Leishmania infantum) en muestras de tejido de un hurón doméstico (Mustela putorius furo).

El hurón de 4 años presentaba una lesión papular en el pabellón auricular derecho. Según los autores, este sería el primer diagnóstico y aislamiento de L. infantum en un hurón doméstico infectado naturalmente en una región endémica (España).

El trabajo pone de manifiesto al hurón como potencial reservorio de L. infantum, siendo necesario realizar más investigaciones que analicen el papel epidemiológico de los hurones en la infección, incluida la prevalencia en estos animales.

Los perros se consideran el principal reservorio de Leishmania, aunque otros animales pueden actuar como reservorios activos (gatos, conejos e incluso las ardillas). También las especies de vida silvestre pueden ser reservorios del parásito. Ya se ha detectado en otros mustélidos, como el turón (Mustela putorius), el visón europeo (Mustela lutreola) y otros (Meles meles, Martes foina y Martes martes) en el norte de la península ibérica (España), aunque ninguno de los animales mostró lesiones típicas de leishmaniosis canina en el examen post mortem.

Leer estudio