Marzo 2020. Brote de norovirus en un crucero en el Caribe

Notificado un brote de norovirus con 228 casos en pasajeros y 17 en tripulantes en el crucero ‘Caribbean Princess’, que tuvo que regresar un día antes de lo previsto, al puerto Everglades, en Fort Lauderdale, Estados Unidos.

Se trata del segundo viaje consecutivo de este crucero en el que surgen problemas de salud. El 13 de febrero regresó a puerto, también antes de lo previsto, con más de 300 pasajeros y tripulantes con problemas gastrointestinales.

Los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) enviaron al puerto Everglades un equipo de investigación para limpiar y desinfectar el barco y tratar de hallar el
origen del problema.

El buque ‘Caribbean Princess’ tiene una capacidad para 3.142 pasajeros, y pertenece a la compañía propietaria del crucero ‘Diamond Princess’, que estuvo en cuarentena en Japón porque a bordo había más de 200 personas afectadas por el nuevo coronavirus.

El ‘Carribbean Princess’ se saltó el 27 de febrero una escala prevista en Aruba para llegar dos días después al puerto Everglades, en lugar del 1 de marzo.

El grupo Carnival, al que pertenece Princess, informó que se tomó la decisión de acortar el viaje debido a que algunos pasajeros tenían problemas gastrointestinales que en algunos casos dieron positivos para el norovirus.

Los CDC indicaron que la causa del problema en el ‘Caribbean Princess’ aún no se ha determinado. Los dos únicos brotes de enfermedades gastrointestinales en cruceros con salida o llegada a Estados Unidos que los CDC tienen registrados en lo que va de año, corresponden al ‘Caribbean Princess’, que realiza viajes de 14 días por el Caribe.

En 2019 hubo problemas similares en diez cruceros con salida o llegada a Estados Unidos, y en 2018 once, en la mayoría de los casos causados por norovirus.

 

Norovirus

Seguridad en los cruceros