Número básico de reproducción R0, ¿Por qué es importante?

En epidemiología, el número básico de reproducción de una infección (también llamado ritmo básico de reproducción, ratio reproductiva básica y denotadas por R0, r sub-cero) es el número promedio de casos nuevos que genera un caso dado a lo largo de un período infeccioso.

Esta métrica es útil debido a que ayuda a determinar cuando una enfermedad infecciosa puede dar lugar a un brote epidémico serio.

Su origen se remonta al trabajo de Alfred Lotka, Ronald Ross y otros, aunque su primera aplicación moderna se debe a George MacDonald en 1952, que construyó modelos epidemiológicos de la propagación de la malaria.

Cuando

R0 < 1

la infección muere tras un largo período. Pero si

R0 > 1

la infección puede llegar a propagarse ampliamente entre una población.

Generalmente, cuanto más grande R0 es tanto más difícil controlar la epidemia. Por ejemplo, los modelos simples, la proporción de la población que necesita estar vacunada para prevenir la propagación sostenida de la infección viene dada por 1 − 1/R0.

El ritmo reproductivo básico se ve afectado por otros muchos factores, entre ellos la duración del periodo de infectividad de un microorganismo, y el número de personas susceptibles dentro de la población y con los que los pacientes afectados entran en contacto.