Abril 2020. Informe de situación de la Fiebre de Lassa en Nigeria

Nigeria lucha por contener el mayor brote registrado de fiebre hemorrágica de Lassa. En lo que va de año se han notificado 161 muertes. La tasa de letalidad del brote actual es de 17,8%, inferior al 23,3% reportado para el mismo período del año pasado, lo que podría estar relacionado con un mejor manejo de la enfermedad.

Nigeria experimenta brotes anuales de la enfermedad que alcanzan su pico durante la estación seca, de noviembre a mayo. Sin embargo, los casos han aumentado rápidamente los últimos años, y el número de casos cada años supera al anterior.

En lo que va del 2020, las autoridades sanitarias han notificado 3.735 casos sospechosos, 906 confirmados.

Las cifras son muy superiores al total de casos confirmados del 2017 (308) 2018 (633 casos y 171 muertes) o 2019 (810).

Este aumento en las cifras podría tener su origen en el aumento en la población de roedores, generada por la falta de saneamiento ambiental. Algunos sugieren que el cambio climático también podría estar contribuyendo o a las mejoras en el diagnóstico.

La fiebre de Lassa fue notificada por primera vez en Nigeria en 1969.

Las autoridades de salud de Nigeria están intensificando los esfuerzos para contener el brote. Hay cinco laboratorios que realizan el test diagnóstico y docenas de centros de tratamiento.

Nigeria

Fiebre Lassa