Algo de Historia de los Coronavirus

En 1965, Tyrrell y Bynoe lograron cultivar en un medio orgánico de traquea embrionaria humana un virus obtenido de las vías respiratorias de un adulto con un catarro común.

La exposición a estos cultivos produjo los mismos síntomas de resfriado a voluntarios a los que se les expuso al virus. Sin embargo, el agente patógeno, no crecía en cultivos de tejidos. Era muy sensible al éter y tenía poca relación con los mixovirus o paramixovirus hasta el momento conocidos.

Cuando se observó con el microscopio electrónico estos cultivos se constató la presencia de partículas similares al virus de la bronquitis infecciosa de los pollos. Estas partículas tenían un tamaño mediano (80-150 nm), eran pleomórficas y estaban revestidas por membrana  y cubiertas por proyecciones de superficie con forma de clavos separadas por grandes espacios.

Casi al mismo tiempo que estas investigaciones, otros dos científicos Hamre y Procknow, y posteriormente McIntosh recuperaron un agente con capacidad citopatológica en cultivos de tejido a partir de muestras obtenidas en estudiantes de medicina resfriados. Tampoco tenía relación con otros virus conocidos hasta el momento y la microscopía electrónica mostró partículas idénticas en su superficie.

Casi al mismo tiempo se demostró que cierta cantidad de virus animales, no clasificados con anterioridad, entre ellos el virus de la hepatitis murina y el virus de la gastroenteritis transmisible porcina, presentaban la misma morfología característica en el microscopio electrónico.

Se eligió entonces el nombre de coronavirus para designar un nuevo género de este grupo de virus (el prefijo corona denota el aspecto semejante a una corona de las proyecciones en la superficie). Virus de difícil cultivo in vitro. motivo que ha dificultado durante mucho tiempo su conocimiento.

La cantidad y la importancia de los coronavirus en animales creció de manera rápida, con la posterior inclusión de los virus causantes de enfermedades en ratas, ratones, pollos, pavos, terneros, perros, gatos conejos y cerdos. Dada la diversidad de especies animales afectadas, era uno de los más importantes en veterinaria. Sin embargo. sí que se había descrito con naterioridad la presencia de partículas similares al virus en materia fecal humana.

La afectación en estas enfermedades incluyen las vías respiratorias, el tracto gastrointestinal, el sistema nervioso central, los riñones y el hígado.

 

Coronavirus COVID-19

COVID19 TRENDS