Abril 2020. Informe de situación de la fiebre amarilla en Etiopía

Autoridades sanitarias de Etiopía (Instituto Etíope de Salud Pública -EPHI) notificaron tres casos sospechosos de fiebre amarilla en la woreda de Ener Enor, zona de Gurage, Región de las Naciones, Nacionalidades y Pueblos del Sur (SNNPR) a principios de marzo de 2020.

Los casos fueron reportados en el mismo hogar ubicado en un kebele rural. Dos de las tres muestras dieron positivo en un laboratorio nacional, y posteriormente confirmado por el laboratorio de referencia regional, el Instituto de Investigación Viral de Uganda (UVRI).

Hasta el 4 de abril de 2020, un total de 85 casos (2 confirmados, 6 presuntos positivos y 77 sospechosos) han sido notificados en seis kebele en el woreda de Ener Enor, de los cuales 54 casos sospechosos fueron reportados en el kebele de Wedesha. Los otros 31 casos fueron reportados en cuatro kebeles: Doba, Shimorow, Kend y Terbe. Se han registrado cuatro muertes en un solo kebele (Wedesha) con una tasa de letalidad general de 4,7% entre los casos sospechosos. Los resultados preliminares de los hallazgos entomológicos indican la presencia de larvas de mosquito, aparentemente Aedes, en los alrededores de varias granjas.

La fiebre amarilla es endémica en Etiopía, con una historia de brotes en 1960, 1961,1962, 1966, 2013 y recientemente en 2018. El país está clasificado como de alto riesgo en la estrategia “Eliminación de las Epidemias de Fiebre Amarilla” (EYE), y la inmunidad poblacional general estimada es muy baja en la woreda afectada actualmente.

Se espera que el inicio de la temporada de lluvias que comienza en marzo aumente las poblaciones del vector, lo que aumentará el riesgo de transmisión continua a las zonas urbanas superpobladas.

La introducción de la vacuna contra la fiebre amarilla en el programa de vacunación de rutina puede reducir el riesgo de brotes futuros.

 

Fiebre amarilla

Etiopía