Abril 2020. Fiebre amarilla en Sudán del Sur

Autoridades de Salud de Sudán del Sur notificaron el 3 de marzo de 2020, dos presuntos casos positivos de fiebre amarilla en el condado de Kajo Keji, Estado de Central Equatoria.

Ambos casos fueron confirmados en el laboratorio de referencia regional, en el Instituto de Investigación Viral de Uganda (UVRI).

Los casos se identificaron a través de una investigación transfronteriza de un equipo de respuesta rápida ante el brote recientemente declarado en el distrito fronterizo de Moyo, Uganda.

Los investigadores tomaron 41 muestras en cinco aldeas cercanas al distrito fronterizo de Moyo, Uganda. De las 41 muestras, nueve (22%) tenían antecedentes de fiebre, pero ninguno tenía antecedentes de ictericia. Los individuos se dedicaban a las ocupaciones típicas de la zona (agricultura, silvicultura, amas de casa, soldados). La mayoría de los individuos investigados tenían entre 20 y 45 años de edad, y 18 (44%) de estos individuos eran mujeres.

Una encuesta entomológica en las aldeas encontró presencia de múltiples sitios de reproducción de mosquitos y abundantes mosquitos de especies de Aedes (Ae. aegypti, Ae. albopictus, Ae. simpsoni).

Hasta el 28 de marzo de 2020, estos son los únicos dos casos (sin muertes) que se han confirmado en el condado de Kajo Keji.

Sudán del Sur ha experimentado varios brotes de fiebre amarilla en el pasado. El último brote se declaró el 29 de noviembre de 2018, en el payam de Sakure, condado de Nzara, estado de Gbudue, cuando se informaron tres casos confirmados por laboratorio sin muertes asociadas.

Para responder al brote, se realizó una campaña de vacunación dirigida en el área afectada. Antes de este brote, en mayo de 2003, se notificaron un total de 178 casos con 27 muertes en la región de Eastern Equatoria, condado de Torit. Se organizó una campaña de vacunación para responder al brote en 2003.

 

Fiebre amarilla

Sudán del Sur