Mayo 2020. Riesgo de reaparición de leishmaniosis visceral en India

El Gobierno de la India se comprometió a eliminar la leishmaniosis visceral como un problema de salud pública en este 2020.

Los programas de fumigación de interiores de viviendas (se aplica un insecticida de acción residual de larga duración en diferentes zonas de la vivienda) son fundamentales en el control y prevención de las poblaciones de flebótomos –los vectores de la leishmaniosis visceral.

La mejor práctica es programar la realización de la fumigación coincidiendo con el aumento de las poblaciones de vectores justo antes del inicio de la temporada pico de transmisión (finales de marzo). Sin embargo su cese debido a la pandemia de COVID-19 podría provocar un resurgimiento de los casos de la enfermedad.

Estas intervenciones específicas han provocado una reducción significativa en los casos de la enfermedad a lo largo de los años. En 2019 solo se informaron 3.128 casos reportados en cuatro estados considerados endémicos –Bihar, Jharkhand, Uttar Pradesh y West Bengal.

El número de casos de leishmaniosis dérmica post kala-azar también se ha reducido significativamente, solo 817 casos en 2019.

La estrategia actual para la eliminación de la leishmaniosis visceral se basa en dos pilares. El diagnóstico y tratamiento precoz y la fumigación.

El control de las nfermedades transmitidas por vectores, incluye además de la leishmaniosis visceral, la filariosis linfática, la malaria, el dengue y la fiebre chikungunya.

Si India quiere eliminar la leishmaniosis visceral este 2020, la filariosis linfática en el 2021, y la malaria en 2027, debe fortalecer la prevención de enfermedades a través de enfoques basados en la gestión integral de vectores según los plazos establecidos.

 

India

Leishmaniosis