Francia: primer caso de SARS-CoV-2 en diciembre de 2019

El 24 de enero de este año, Francia notificó los primeros casos de SARS-CoV-2 en su territorio, eran personas que tenían como antecedente epidemiológico haber viajado semanas antes a China. Estos casos tuvieron gran trascendencia a nivel internacional porque eran los primeros confirmados no solo en Francia sino en todo el continente europeo, lo que creo gran expectación y alertó a este continente de la cercanía del virus y de que debían tomarse medidas YA.

Un reciente estudio publicado en la revista International Journal of Antimicrobial Agents el 3 de mayo por el equipo de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital al norte de París, ha cambiado drásticamente el conocimiento que se tenía sobre el SARS-CoV-2 y su propagación en este país.

En el estudio retrospectivo revisaron los pacientes ingresados en la UCI entre el 2 de diciembre de 2019 y el 16 de enero de 2020 que tuvieron sintomatología similar a la Gripe (fiebre> 38.5 ° C, tos, rinitis, dolor de garganta o mialgias) y que tenían opacidades pulmonares de vidrio esmerilado en las pruebas de imagen. De las 14 muestras seleccionadas que cumplían estos criterios, una resultó ser positiva mediante PCR para SARS-CoV-2. Pertenecía a un hombre de 42 años, natural de Argelia pero residente en Francia desde hace varios años y que no había realizado ningún viaje internacional recientemente. Acudió a urgencias el 27 de diciembre de 2019 presentando hemoptisis, tos, dolor torácico, cefalea y fiebre. En la tomografía computerizada se apreciaban opacidades pulmonares bilaterales en vidrio esmerilado en los lóbulos inferiores y en la analítica destacaba linfopenia, proteina C reactiva y fibrinógeno elevados. El paciente ingresó en la UCI donde recibió terapia con antibióticos, su evolución clínica fue favorable hasta el alta el 29 de diciembre de 2019.

Aunque el estudio tiene sus limitaciones, la identificación de este primer caso es de gran interés a nivel epidemiológico, ya que confirmaría la presencia del virus en nuestro continente por lo menos un mes antes de la primera notificación oficial y sin que exista un vínculo directo con China. Se requieren más estudios similares para evaluar el inicio real del SARS-CoV-2 y su extensión en la población. Ya que estos resultados podrían cambiar la dinámica y el perfil de la epidemia.

 

Leer el artículo completo