Hidroxicloroquina y cloroquina NO sirven en el tratamiento de COVID-19

La revista Lancet acaba de publicar un análisis multinacional con datos de 671 hospitales en varios continentes del uso de hidroxicloroquinacloroquina asociado o no a un macrólido para el tratamiento de COVID-19. Se trata del mayor estudio sobre su uso hasta la fecha.

Aquellos pacientes que habían recibido uno de los tratamiento dentro de las 48 horas posteriores al diagnóstico se incluyeron en uno los cuatro grupos de tratamiento (cloroquina sola, cloroquina con un macrólido, hidroxicloroquina sola o hidroxicloroquina con un macrólido), y los pacientes que no recibieron ninguno de estos tratamiento formaron el grupo control. Se excluyeron aquellos pacientes en que los tratamientos se iniciaron más allá de las 48 tras el diagnóstico, o que estaban con ventilación mecánica así como los que también recibieron el antiviral remdesivir.

En los resultados obtenidos NO se observa ningún beneficio de hidroxicloroquina o cloroquina (cuando se usa sola o en combinación con un macrólido).

El tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina sola o en combinación con un macrólido se asoció con un mayor riesgo de aparición de arritmias ventriculares clínicamente significativas (taquicardia ventricular no sostenida o sostenida o fibrilación ventricular).

Es más, el uso de un régimen de este tratamiento se asoció con un mayor riesgo de muerte en el ingreso hospitalario por COVID-19.

La publicación del estudio ha provocado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) suspenda temporalmente las pruebas de hidroxicloroquina como posible tratamiento contra la COVID-19 por cuestiones de seguridad.

Leer artículo completo

 

Coronavirus COVID-19