Presencia de la especie de hantavirus Altái en Rusia

Científicos de la Universidad de Tomsk, en Rusia, han identificado por primera vez la presencia de una especie de hantavirus en la región. El llamado hantavirus Altái que fue detectado por análisis genético de muestras de material biológico recogidas en 2019 en la región de Tomsk. En la actualidad se conocen más de 40 especies.

El contagio por hantavirus en humanos suele ocurrir por el contacto con la saliva, las heces o la orina de roedores infectados, como el topillo rojo (Myodes glareolus) o el ratón listado (Apodemus agrarius).  La transmisión de persona a persona es extremadamente rara.

En 2019 se produjo un gran brote de fiebre hemorrágica en Rusia. En la región de Saratov. 1.500 personas resultaron infectadas. Los brotes ocurren principalmente en primavera, verano y principios del otoño, cuando aumenta el número de vectores.

Roedores y musarañas

Los roedores –ratones de campo, ratones, ratas, etc.– han sido considerados como los principales reservorios que propagaban los hantavirus, siendo los más comunes los virus Puumala y Hantaan. Sin embargo, los estudios recientes han detectado que las musarañas (mamíferos de la familia Soricidae) pueden contribuir significativamente en su propagación.

Muestras recolectadas en varias regiones de la región de Tomsk mostraron que hasta el 50% de estos insectívoros pueden ser portadores en algunas áreas.

Las musarañas están tan extendidas como los roedores. A menudo se instalan en casas de veraneo o en los primeros pisos de edificios de apartamentos, en lugares donde se acumulan desechos y prosperan insectos. Creando las condiciones ideales para la transmisión de la infección a las personas. En 2019-2020 su población aumentó notablemente, ayudado por un invierno suave.

Fuente

Rusia

Hantavirus