Artículo científico. Tiempo y espacio. Riesgo de transmisión de COVID-19 en un tren

Existe un mayor riesgo de transmisión de COVID-19 en los trenes, la ubicación del asiento y el tiempo de viaje en relación con una persona infecciosa pueden marcar una gran diferencia en cuanto al contagio.

Publicado un estudio en el Clinical Infectious Diseases que analiza la probabilidad de contagio de COVID-19 al viajar en tren.

El trabajo, realizado por científicos de la Universidad de Southampton, examina las posibilidades de infectarse en un vagón de un tren de alta velocidad que transporte a una persona infectada en función de la posición del asiento y del tiempo de viaje compartido.

Tasa de ataque de COVID-19 según los diferentes asientos y tiempo de viaje Imagen / Universidad de Southampton

Lugar

Se encontró que los pasajeros del tren clasificados como «contactos cercanos» sentados menos de tres filas (a lo ancho) y cinco columnas (a lo largo) de la persona infectada (paciente índice) tenían una tasa de contagio media de 0,32 por ciento.

Los pasajeros que viajaban en asientos directamente adyacentes al paciente tenían el mayor nivel de transmisión, con un promedio de 3.5 por ciento. Aquellos sentados en la misma tuvieron 1.5 por ciento.

Curiosamente, los investigadores encontraron que solo el 0.075 por ciento de las personas que usaban un asiento previamente ocupado por un paciente positivo contrajo la enfermedad.

Y tiempo

La ‘tasa de ataque‘ para cada asiento, entendida como el número de pasajeros en un asiento determinado positivo para COVID-19, dividido por el número total de pasajeros que viajan en el mismo asiento- aumentó en un 0,15 por ciento por cada hora que la persona viajó con un índice paciente. Para aquellos en asientos adyacentes, esta tasa fue mayor: 1.3 por ciento por hora.

El equipo de investigadores analizó en el período comprendido entre el 19 de diciembre de 2019 y el 6 de marzo de 2020 los itinerarios de pasajeros anónimos de trenes de la red de trenes de alta velocidad de China incluyeron (2.334 pacientes índice y 72.093 contactos cercanos). Los tiempos de viaje analizados oscilaron entre menos de una hora hasta ocho horas.

Parece de vital importancia reducir la densidad de pasajeros y promover medidas preventivas adecuadas: uso de mascarilla, controles de temperatura…

Según este estudio se requeriría una distancia social de más de un metro para viajar una hora. Tras dos horas de viaje una distancia de 2.5 metros podría ser insuficiente para evitar la transmisión.

Fuente

 

Coronavirus COVID-19