11 diciembre, 2020

Ataques de murciélagos en Guna Yala, Panamá

Unas 20 familias indígenas de las comunidades de Urgandí (Río Sidra y Mamardub), corregimiento de Narganá, en la comarca Guna Yala, Panamá han sido atacados por murciélagos. Los ataques sucedieron el pasado noviembre y se iniciaron de madrugada, afectado a personas de todas las edades.

Varios pacientes acudieron al día siguiente a buscar atención médica al centro de salud, lo cual generó una alerta. Ninguno de los pacientes presentaba datos de infección y se les ofreció el esquema de vacunación antirrábica.

La comarca Guna Yala está compuesta por un territorio costero y aproximadamente 371 pequeñas islas que bordean la costa del Caribe de Panamá; dicho territorio posee autonomía del estado panameño. Datos del último censo de población nacional (2010) registra que en esta región viven 30.308 personas, la mayor parte en el Corregimiento de Narganá o sector N° 1, localizado en la parte más occidental del territorio, con frontera en la provincia de Colón. La segunda zona más poblada es el Corregimiento de Ailigandí, o Sector N° 2.

 

El brote de ataques fue registrado en una de las comunidades del corregimiento de Narganá, Río Sidra (Urgandí) que es una comunidad isleña de aproximadamente 856 habitantes, compuesta por 129 viviendas, con un índice de ocupación de 6,64 personas por vivienda. Es interesante el fenómeno de ataques múltiples en una noche en esta región geográfica de Panamá, ya que es una comunidad isleña con alta densidad poblacional y llena de casas sin áreas boscosas, además de estar alejada de la costa. El hecho de que fueron varios ataques por mordedura en horas de la noche, en diferentes viviendas, orienta a que se trata de un quiróptero hematófago.

En Panamá se han descrito aproximadamente 120 especies de quirópteros y entre las especies hematófagas descritas figuran el vampiro común (Desmodus rotundus), el vampiro patas peludas (Diphylla ecaudata) y el vampiro alas blancas (Diaemus youngii).

 

Los reportes de brotes de mordeduras de vampiros son escasos en la literatura latinoamericana y algunos son relacionados a brotes de rabia de murciélago en humanos. Aunque en Panamá no se han reportado casos de rabia por murciélagos desde el año 2002, este tipo de evento, asociado a la presencia de rabia bovina en algunas comunidades, es motivo de alerta epidemiológica y clínica para los diferentes hospitales y centros de salud que reciban casos de pacientes con encefalitis de causa desconocida.

 

Un grupo de investigación lleva una vigilancia clínica de los casos de mordeduras de murciélagos atendidas en el Hospital ‘Santo Tomás’ y en la clínica de Medicina Tropical del Instituto Conmemorativo ‘Dr. William Crawford Gorgas’ de Estudios de la Salud (ICGES), desde hace 5 años. En este periodo de tiempo se han atendido aproximadamente 8 pacientes por mordeduras de murciélagos y 1 paciente procedentes de Guna Yala. Durante este tiempo, ninguno de los pacientes desarrolló rabia. Actualmente este grupo se encuentra trabajando en temas de zoonosis por murciélagos y recopilando eventos como el descrito para generar protocolos de atención y otras intervenciones clínicas y de docencia para la comunidad y personal de salud.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donación Fundación iO

DONAR

¿Quieres recibir nuestro boletín?

Te enviaremos un boletín mensual con un resumen de publicaciones sobre salud y viajes. De vez en cuando también te avisaremos sobre algún evento en el que participemos. Solemos ser breves y nuestros emails molan. 

¡Gracias por suscribirte!