29 septiembre, 2023

Aumento de la Malaria Resistente a Artemisinina sin HRP2 en Eritrea: Una Amenaza Emergente

La resistencia a la artemisinina en el Plasmodium falciparum, el parásito causante de la malaria, es un problema creciente en África. A pesar de que las terapias basadas en artemisinina siguen siendo efectivas, la resistencia parcial a esta droga está emergiendo en el continente, lo que es preocupante debido a la falta de tratamientos alternativos. Un reciente estudio (Financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates, entre otros.) en Eritrea arroja luz sobre esta inquietante tendencia y sus implicaciones.

 

Este estudio se basó en datos recopilados entre 2016 y 2019 en Eritrea, donde se evaluó la eficacia de tratamientos de tres días con terapias basadas en artemisinina para la malaria no complicada. Se analizó el porcentaje de pacientes con parasitemia persistente después de tres días de tratamiento, se estudiaron mutaciones en el gen Pfkelch13 como marcadores de resistencia a la artemisinina y se examinaron las deleciones en hrp2 y hrp3, que afectan las pruebas de diagnóstico rápido basadas en HRP2.

 

El estudio reveló un aumento en el porcentaje de pacientes con parasitemia persistente en el tercer día, pasando del 0.4% en 2016 al 4.2% en 2019. También se observó un aumento en la prevalencia de la mutación Pfkelch13 R622I, de 8.6% en 2016 a 21.0% en 2019. Los pacientes con esta mutación tenían 6.2 veces más probabilidades de presentar parasitemia persistente. Además, se demostró que esta mutación confiere resistencia parcial a la artemisinina en pruebas de laboratorio.

 

Distribución de los genotipos Pfkelch13 según sitio y año. Las proporciones de cada Pfkelch13Los alelos se muestran por año en gráficos circulares (excepto en Ghindae, donde solo había datos disponibles de 2017). En los gráficos circulares, el alelo de tipo salvaje Pfkelch13 se muestra en azul claro, el alelo Pfkelch13 622I en naranja y otras variantes de Pfkelch13 en morado. El tamaño del gráfico circular es proporcional al tamaño de la muestra. Los sitios de estudio en verde corresponden a áreas donde no se observaron casos de positividad del día 3, y los en rojo corresponden a áreas donde se detectó positividad del día 3 (Guluj, Tokombia y Shambuko). Fuente

 

La resistencia parcial a la artemisinina, junto con las deleciones en hrp2 y hrp3, representa una amenaza para el control y la eliminación de la malaria en Eritrea y la región circundante. Estos hallazgos subrayan la importancia de una vigilancia constante y estrategias efectivas para frenar la propagación de la resistencia a los medicamentos antimaláricos.

 

Las terapias basadas en artemisinina son cruciales para el tratamiento de la malaria por P. falciparum. Sin embargo, la resistencia parcial a la artemisinina está en aumento en diferentes partes del mundo, lo que pone en peligro los esfuerzos de control de la malaria. En este estudio en Eritrea, se identificaron mutaciones genéticas que confieren resistencia a la artemisinina y se encontraron deleciones en genes que afectan las pruebas de diagnóstico rápido de malaria. Esto plantea desafíos importantes en la lucha contra la malaria y destaca la necesidad de estrategias efectivas para prevenir la propagación de la resistencia a los medicamentos antimaláricos.

 

Lee el artículo completo en New England Journal

 

Malaria Eritrea

 

 

Más información sobre la malaria en Eritrea

 

  • Se ha reducido la prevalencia de malaria de 2018 a 2021 de 0,4% a 0,05% en la Región Centro.
  • 2021. 92 898 casos y 211 muertes estimadas
  • 2020. 158 889 casos y 372 muertes estimadas.
  • 2013. Notificados 30 768 casos. 19.766 de ellos en zonas comunitarias. 15 fallecidos
  • 2003. Notificados 72 023 casos.
  • 2001. Notificados 125 746 casos con 129 fallecidos (Supuso el 21% de los ingresos y el 7% de los fallecimientos hospitalarios).

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *