28 noviembre, 2021

Noviembre 2021. Caso de rabia humana en Chapadinha, Maranhão, Brasil

Autoridades de salud de Chapadinha, estado de Maranhão, Brasil, han notificado una muerte humana por rabia en el municipio. Se trata de un niño de dos años que murió tras contraer la enfermedad después de un ataque de un zorro, en la localidad de Santa Rita.

 

El incidente ocurrió en agosto y los médicos que lo atendieron no le dieron al niño la vacuna antirrábica, un procedimiento estándar del tratamiento en estos casos. Tras una serie de idas y venidas al hospital, fue trasladado a São Luís, ya con síntomas avanzados de la enfermedad, el 23 de septiembre falleció.

 

Se ha iniciado una investigación por posible negligencia. El niño fue visto el 4 de agosto, por un médico, con reporte de un rasguño de gato, y solo se le hizo el vendaje y la limpieza de la herida. En la segunda visita, el 19 de septiembre, en el Hospital Municipal, un segundo médico trató una condición de dificultad respiratoria, irritabilidad y náuseas en el paciente, quien recibió nebulización y antibióticos, medicación para el dolor y las náuseas, antes de ser dado de alta para regresar a la clínica.

 

El día 20 regresó nuevamente al hospital, en Urgencias, con mucha irritabilidad, agresividad, reacciones como si fuera a morder. Una situación aguda de la enfermedad. Y solo entonces es remitido al Hospital de Niños, en São Paulo. Luis, con sospecha de rabia

 

En la región de Chapadinha, el gobierno de Maranhão creó un grupo de trabajo para investigar perros y gatos que pudieran haber contraído la enfermedad. La población de la vereda Santa Rita Chapadinha, en la zona rural, y toda la familia del niño recibieron la vacuna antirrábica, como medida de precaución.

 

Se trata del primer caso confirmado de rabia en Maranhão en los últimos 8 años. En 2013 se reportaron los dos últimos casos en los municipios de Humberto de Campos y São José de Ribamar.

 

Riesgos locales Brasil

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Donación Fundación iO

DONAR