26 noviembre, 2023

Recomendaciones para la prevención y el control de chinches en centros sanitarios, residencias de personas mayores y otros establecimientos sociales

La Generalitat de Catalunya acaba de publicar un informe con las “Recomendaciones para la prevención y el control de chinches en centros sanitarios, residencias de personas mayores y otros establecimientos sociales”.

 

En él hacen referencia a las medidas de prevención y control y las actuaciones en pacientes y residentes en caso de infestación.

 

Características generales de los chinches

 
Las chinches de cama son insectos pequeños (unos 5 mm largo los adultos), sin alas y de un color rojizo pardo, que pican a los humanos y los animales para alimentarse de su sangre, pero es poco probable que puedan transmitir enfermedades. Su afectación clínica se limita a las lesiones de las picaduras en la piel, el picor y la incomodidad que ocasionan.
 

Fuente: Recomanacions per a la prevenció i el control de xinxes en centres sanitaris, residències de gent gran i altres establiments socials. Nov 2023. Generalitat de Catalunya.

 

La especie que suele encontrarse en el interior de las viviendas y edificios es la llamada Cimex lectularius, también conocida como “chinche de las camas” porque se suele esconder en los dormitorios, fundamentalmente en las costuras de los colchones, somieres, entre las sábanas, así como en todo tipo de rendijas o fisuras del suelo, paredes, puertas e incluso dentro de teléfonos, despertadores y televisores.

 

Las chinches son nocturnas y fotofóbicas (evitan la luz). Durante el día se refugian agregadas en estos espacios y suelen picar durante la noche, que es cuando se activan, buscando huéspedes de los que alimentarse siguiendo los estímulos térmicos y químicos (CO₂, compuestos volátiles).

 

Las chinches se pueden introducir en un edificio o pasar de un edificio a otro con facilidad a través del transporte de muebles, equipaje, colchones, ropa o en cualquier utensilio exterior. Asimismo también se pueden desplazar de una ciudad o uno país a otro ya que pueden aguantar tiempo sin alimentarse. En nuestro país proliferan durante los meses cálidos, especialmente en alojamientos o lugares donde hay un gran movimiento de personas, como hoteles, albergues, residencias y medios de transporte.

 

Es fundamental la prevención de las chinches mediante el mantenimiento de una buena higiene y el orden de todos los centros, el establecimiento de un plan de prevención y control de plagas, y una actuación precoz en caso de que se produzca una infestación.

 

Las picaduras

 

Las picaduras se suelen localizar en las partes descubiertas de brazos, piernas y espalda, y la reacción depende de la sensibilidad de la persona. En la mayoría de personas, las picaduras no presentan problemas y desaparecen en unas horas o días. En algunos casos, sin embargo, la reacción es más intensa: pueden aparecer ampollas y picor intenso y persistente o manifestaciones generalizadas similares a la urticaria.

 

Fuente: Recomanacions per a la prevenció i el control de xinxes en centres sanitaris, residències de gent gran i altres establiments socials. Nov 2023. Generalitat de Catalunya.

 

Puede que las reacciones visibles no aparezcan hasta dos semanas después de las mordeduras de los insectos. Muchas personas no muestran ninguna marca en la piel. Adicionalmente, las personas mayores o con inmunosupresión tienen una menor reacción en las picaduras.

 

¿Qué hacer en caso de picadura?

 

  • Lavar la zona afectada con agua y jabón.
  • Mojar la piel en lugar de frotarla y secarla.
  • Tratar de mantener limpia y seca la zona afectada hasta que disminuya la
    irritación.
  • Evitar rascarse para evitar la infección de la picadura.
  • Para disminuir el picor y la inflamación se puede aplicar hielo envuelto en un paño.
  • En caso de infección o persistencia del escozor, es necesario consultar a los profesionales de salud del centro sanitario de referencia.

 

Detección

 

El primer paso a seguir es confirmar la infestación de chinches para poder controlarlas y eliminarlas.

Los cuidadores, el personal de limpieza y mantenimiento, y otros profesionales deberían de estar formados para reconocer y notificar la aparición de chinches.

Se puede sospechar presencia de chinches por picaduras visibles en la piel (en fila o agrupadas), por la visualización del insecto o de sus heces (pequeñas manchas oscuras que recuerdan una salpicadura de tinta estilográfica negra.) o por la presencia de sangre en las sábanas, el colchón, el somier o las paredes.

 

Las chinches adultas se visualizan más fácilmente. Las ninfas son mucho más pequeñas y difíciles de detectar. Los huevos, de apariencia blanquecina y muy pequeños (<1mm), resultan extremadamente difíciles de ver.

 

Se debe hacer siempre un diagnóstico diferencial con lesiones similares producidas por otros artrópodos y mordedores, así como algunas condiciones medioambientales y médicas, sobre todo si no hemos identificado chinches en el entorno.

 

Cuando se sospecha o se confirma presencia de chinches, es necesario avisar inmediata y directamente a la empresa de prevención y control de plagas designada por el establecimiento. Es necesario tener claramente definido el circuito interno de alerta porque el retraso en el control de la infestación de chinches puede contribuir a su expansión y provocar que, finalmente, sea más difícil y costosa de controlar. Si es posible, habría que recoger algunos ejemplares en un contenedor cerrado para que sean identificados por la empresa de control de plagas, que cuenta con profesionales cualificados para ello.

 

Medidas de control y prevención

 

Se recomienda que el centro disponga de un plan de control de plagas que incluya las medidas de prevención y control de chinches. El plan involucra, además de la empresa de control de plagas, a las personas implicadas del centro (personal de admisión, limpieza, mantenimiento, dirección y cualquier otro que se considere relevante). Asimismo, se debe definir el circuito a seguir ante una sospecha o detección de chinches.

 

Para evitar la entrada y proliferación de chinches, es necesario adoptar las siguientes medidas:

 

  • Mantener buena higiene y orden general de los centros.
  • Limpiar y pasar la aspiradora regularmente.
  • Utilizar fundas protectoras para cubrir los colchones. Esto contribuye a eliminar posibles escondrijos. Es mejor si son de color claro, porque esto permite que las chinches sean más visibles en caso de que las haya. Conviene
    revisarlas periódicamente para detectar posibles agujeros.
  • Sellar todas las grietas del edificio especialmente las de las habitaciones (zócalos, enchufes, marcos, etc).
  • Reparar el papel y la pintura que se esté despegando.
  • Reparar los agujeros de las paredes (los ubicados en torno a las tuberías y los conductos que conectan las habitaciones).
  • Evitar moquetas, tapizados, así como cualquier elemento decorativo textil.
  • Además de las habitaciones, hay que prestar atención a otras zonas como salas de descanso con televisores y/o sofás, lavandería, consignas, etc.
  • Revisar el material que entre o salga del centro (equipajes, muebles, ropa y
    otros objetos) donde pueda haber presencia de chinches.
  • En las residencias de personas mayores y de otros equipamientos sociales y/o sanitarios, se recomienda revisar la ropa en el momento del ingreso proveniente del domicilio o bien de otro centro social o sanitario, así como el resto de equipaje, mobiliario u otros objetos en los que pueda haber presencia de chinches. En caso de observar ropa sucia, es aconsejable llevarla directamente a la lavadora y, si existe sospecha que pueda llevar chinches, es indicado realizar un lavado a temperatura mínima de 60ºC durante un mínimo de 30 minutos. En cuanto a las maletas o bolsas de equipaje, si por su composición y tamaño es posible, se puede actuar de la misma forma; sino se puede optar por un tratamiento con máquina de vapor que llegue al menos a una temperatura de 55ºC en la pieza o, en su caso, un tratamiento insecticida por parte de la empresa de control de plagas. Si se decide rechazar equipajes o objetos sospechosos o infestados, éstos deben envolverse herméticamente y gestionar adecuadamente.
  • Ante una infestación la primera medida que debe tomarse de forma inmediata para evitar la propagación de chinches es el “bloqueo” de la habitación, las habitaciones o los espacios afectados. Esto puede comportar la reubicación de las personas afectadas, las cuales deberían bañar o duchar, ponerse ropa limpia y trasladarse a otra habitación. Es necesario bloquear la entrada y salida de cualquier objeto o utensilio de la habitación o el espacio hasta que el profesional coordine las tareas que deben llevarse a cabo.
  • La aspiradora debe pasarse bien por la habitación infestada. Deben estar equipadas con bolsas desechables. Inmediatamente después de haberlas usado, es necesario limpiarlas, sellarlas y descartar las bolsas para evitar la transferencia de insectos a otras zonas. Se recomienda el uso de filtros HEPA.
  • En caso de realizar tratamientos con plaguicidas, éstos deberá llevarlos a cabo personal que acredite su capacitación en el uso de éstos biocidas, y lo hará siguiendo las indicaciones de la autorización del producto, la etiqueta y su ficha de seguridad.

 

La empresa de control de plagas puede realizar una inspección periódica de las instalaciones para detectar precozmente, en su caso, una infestación. 

Es importante informar a los usuarios y familiares sobre las medidas de prevención que es necesario tener en cuenta y la necesidad de la vigilancia de los objetos y la ropa previamente a las visitas.

 

Fuente

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donación Fundación iO

DONAR