17 marzo, 2024

17 marzo 2024. Contaminación por cianuro del río Éufrates en Erzîngan, Turquía

Un grave desastre ambiental se ha producido en Turquía, tras un catastrófico deslizamiento de tierra en la mina Çöpler, una mina de oro a cielo abierto en el distrito de İliç, provincia oriental de Erzîngan, que contiene el mayor depósito de cianuro del país.

 

La mina Çöpler, operada por Anagold Mining desde 2010, está situada peligrosamente cerca del río Éufrates y río arribaa de la presa de Bağıştaş, y cubre un área de 10 km².

 

El incidente ocurrió el 14 de febrero, alrededor de las 14:30 hora local, y se produjo cuando una masa de depósitos minerales destinados a procesamiento químico cedió, exponiendo potencialmente un área abierta de 10 hectáreas a lixiviados tóxicos.

 

SSR Mining, con sede en Canadá, posee 80% de Anagold Mining, y el Grupo Çalık, un conglomerado estrechamente vinculado al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, y al gobernante Partido Justicia y Desarrollo, posee el 20% restante. El yerno de Erdoğan, Berat Al-bayrak, fue director ejecutivo del conglomerado de 2007 a 2013.

 

La mina, que tiene importantes reservas de oro, ha enfrentado un escrutinio ambiental y ha habido incidentes previos, incluido un importante derrame de cianuro en 2022.

Las preocupaciones sobre los protocolos ambientales y de seguridad de la empresa se vieron intensificadas por las consecuencias del derrame de 2022, lo que dio lugar a procedimientos legales contra funcionarios gubernamentales y ejecutivos de la empresa. Sin embargo, a pesar de nuevas investigaciones que revelaron inconsistencias en la cantidad reportada de cianuro vertido en el adyacente río Éufrates, las autoridades turcas optaron por condonar una deuda tributaria de 7,2 millones de dólares contraída por Anagold.

 

La Autoridad Ambiental de la Administración Autónoma Democrática del Norte y Este de Siria (AANES) ha expresado su preocupación en una declaración pública. Calificó el incidente como un “crimen contra la naturaleza y la humanidad”. La autoridad destacó la rápida apari-ción de impactos negativos, particularmente en las aguas del río Éufrates, que podrían manifestarse en muy poco tiempo.

 

Ante el potencial de un impacto ambiental y humano de gran alcance, la autoridad apeló a la opinión pública mundial y a las organizaciones internacionales especializadas en cuestiones ambientales y climáticas. Pidió a estos organismos que cumplan con sus obligaciones de pro-teger el ambiente y las comunidades vulnerables.

 

El cianuro se utiliza ampliamente, y sin tomar precauciones ambientales, en el proceso de extracción y refinación del oro. Una fuga accidental de cianuro, como en este caso, puede provocar la contaminación de fuentes de agua transfronterizas como el río Éufrates, que comparten Turquía, Irq y Siria. Los seres humanos, los animales domésticos y otros animales salvajes corren el riesgo potencial de sufrir intoxicación por cianuro y mercurio. Los humanos pueden correr mayor riesgo al consumir la carne de estos animales que contiene una alta concentración de mercurio, un metal pesado altamente tóxico que se acumula en el cuerpo y afecta principalmente al sistema nervioso y renal.

 

Riesgos locales Turquía

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donación Fundación iO

DONAR