21 mayo, 2021

El primer caso conocido de fiebre hemorrágica Crimea-Congo en España fue en 2013

Investigadores acaban de describir el primer caso conocido hasta la fecha de la fiebre hemorrágica Crimea-Congo en España, y lo han descubierto gracias a Twitter. La enfermedad, que es endémica en ciertas zonas de África subsahariana y Asia central, está en expansión en el este de Europa. España es el único país de Europa occidental que ha declarado casos de esta enfermedad por ahora.

 

La enfermedad, causada por un virus (CCHFV) que se transmite por garrapatas, produjo en 2020 tres casos en España, todos en la provincia de Salamanca. Estos no eran los primeros. Se habían notificado 2 casos más en 2018 y otros 2 en 2016. En 2021 también se ha notificado otro caso. Se trata de una patología muy grave que causa la muerte en un apreciable porcentaje de casos. De los ocho casos citados tres fallecieron: el primero en 2016, otro en 2018 y un tercero en 2020.

 

Los dos casos de 2016 se consideraban hasta ahora los primeros casos de esta enfermedad en España. El primero de ellos era un hombre de 62 años, quien presumiblemente fue infectado a través de la picadura de una garrapata durante un paseo por el monte en el sur de Ávila. Fue ingresado en un hospital en Madrid donde falleció, pero contagió a una enfermera que le cuidó, quien sufrió la enfermedad pero, afortunadamente, consiguió superarla. En 2018 se produjo un caso mortal en Badajoz, relacionado con actividades cinegéticas.

 

La presencia de este virus en España es conocida desde 2010. Ese año se encontraron garrapatas infectadas que parasitaban ciervos en una finca de caza de la provincia de Cáceres, muy cercana a la frontera con Portugal. Estudios posteriores han localizado las zonas de circulación del virus en algunas comarcas del centro y sur de la península, tal y como se puede ver en el siguiente mapa, donde también se señalan los lugares donde se produjeron casos humanos.

 

A raíz de los casos del verano de 2020, se produjo cierta difusión la la noticia en medios dado el interés por las alertas por virus emergentes, y un comentario en Twitter de uno de los investigadores (Miguel Ángel Jiménez Clavero, virólogo y Profesor de Investigación en el CISA) tuvo bastante difusión. Entre los comentarios que recibió se encontraban los de una persona que había sufrido una enfermedad muy grave tras haberle picado una garrapata en 2013 en el sur de Ávila y que fue tratada en Salamanca.

 

El análisis de de anticuerpos frente a la enfermedad de esta paciente mostró que había estado infectada por el CCHFV. Además el análisis retrospectivo de muestras mandadas al Instituto de Salud Carlos III en 2013 detectaron el virus mediante PCR y anticuerpos por técnicas serológicas.

 

Se trata por tanto, del primer caso de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo conocido en España. Tres años antes de lo que se había descrito hasta el momento.

 

Leer estudio completo

 

Riesgos locales España

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donación Fundación iO

DONAR