1 diciembre, 2020

La deforestación en la Amazonía brasileña alcanza un máximo histórico

La deforestación en la selva amazónica de Brasil ha aumentado este 2020 hasta alcanzar su máximo de los últimos 12 años. Esta destrucción se ha disparado desde que el presidente Jair Bolsonaro asumiese el cargo y debilitase la aplicación de la ley ambiental al querer introducir más agricultura y minería comercial en la región amazónica, argumentando que sacará a la región de la pobreza.

 

Según datos de la agencia nacional de investigación espacial de Brasil (INPE), en 2020, la destrucción aumentó un 9,5% respecto al 2019, una cifra de 11.088 kilómetros cuadrados. En 2018 la destrucción de masa forestal fue de 7.536 kilómetros cuadrados.

 

La medida anual oficial, conocida como PRODES, se toma comparando imágenes de satélite de finales de julio de 2020 con las de principios de agosto de 2019. Estas fechas se eligen para que coincidan con la estación seca de la Amazonía, cuando hay menos nubosidad que pudiera interferir con los cálculos.

 

El Amazonas es la selva tropical más grande del mundo y su protección es crucial para detener el cambio climático debido a la gran cantidad de dióxido de carbono que absorbe.

 

Estas cifras significan que Brasil no alcanzará su propio objetivo establecido en virtud de una ley de cambio climático de 2009, de reducir la deforestación a aproximadamente 3.900 kilómetros cuadrados. Las consecuencias de no alcanzar el objetivo no están establecidas en la ley, pero podrían dejar al gobierno abierto a demandas.

 

Riesgos locales Brasil

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Donación Fundación iO

DONAR

¿Quieres recibir nuestro boletín?

Te enviaremos un boletín mensual con un resumen de publicaciones sobre salud y viajes. De vez en cuando también te avisaremos sobre algún evento en el que participemos. Solemos ser breves y nuestros emails molan. 

¡Gracias por suscribirte!