12 Mayo. Día Mundial de la Enfermería

Por Cristina Cassinello

El otro día me preguntaron cuál era mi profesión y al decir “soy enfermera” (muy orgullosa) casi me hacen la ola… y pensé: con la de trienios que tengo es la primera vez que me ocurre una cosa así.

Hoy es día 12 de mayo, he trabajado de enfermera muchos años y hoy, por primera vez, me felicitan por todas partes: mis amigos, familia… hasta el periódico, la radio y sobre todo la televisión. Incluso me aplauden desde los balcones. Antes solo nos felicitábamos entre nosotr@s, l@s enfermer@s, y algún compañero médico del trabajo.

Pero ¿qué pasa hoy?

Hace unos años me pidieron que hablara sobre la enfermería en un evento un día 12 de mayo, y recuerdo que comencé diciendo: ¿por qué l@s enfermer@s tenemos que tener un día de celebración? Inmediatamente lo ligué, dado lo femenina que es la profesión, con el Día de la Mujer Trabajadora: ¿tan raro es que trabaje la mujer como para tener que conmemorarlo? ¿hay un día del médico, por ejemplo? ¿hay un día del varón? Según fui desarrollando la charla y enumerando el trabajo de l@s enfermer@s, sus funciones y sus responsabilidades, se hacían más evidentes las respuestas, confirmándose las desigualdades y el desprestigio social de la enfermería, que “era” una profesión poco reconocida, siempre ligada a la subordinación médica.

Y ahora, en plena pandemia, nos llaman heroínas, ángeles… porque la enfermera está ahí, con las personas, estableciendo una relación muy cercana, atendiendo no solo a su salud sino también a sus sentimientos, emociones y necesidades cotidianas.

Pero ¿es eso nuevo?

No, en absoluto, ahora es cuando se nos reconoce, dada nuestra actuación en un momento tan critico como es el que estamos viviendo, en esta pandemia de la COVID-19. Una actuación que no es mas que la demostración de nuestra profesionalidad como enfermer@s.

La enfermería es una disciplina científica, por lo que cuenta con la capacidad necesaria para llevar a cabo su labor profesional de forma autónoma, con unas funciones y responsabilidades basadas en el cuidado y la consecución de las necesidades básicas de la persona. La enfermera deberá atender al paciente que por incapacidad o déficit no puede por sí mismo alimentarse, lavarse, moverse, evacuar… deberá ayudar en situaciones especiales como son las etapas de cambio bien sea por el desarrollo personal o por la aparición de procesos de enfermedad o sucesos adversos, todo ello apoyado en la garantía de un cuidado seguro.

Deberá cuidar y enseñar autocuidados sobre todo cuando cambia el estado de salud de la persona (enfermedad) y en procesos crónicos; impartirá Educación para la Salud enseñando a grupos hábitos de vida saludables o cuidados de diferentes patologías. Informará de recursos.

Enfermería también dirigirá su actuación, al cumplimiento de las indicaciones de otros profesionales, como acciones dependientes, para la salud de la persona.

La salud es el resultado de un fenómeno estrechamente ligado a las condiciones de vida de la población, que solo puede ser explicado por medio de un enfoque integral y sistémico.

Y todo se lo debemos a nuestra fundadora Florence Nightingale (1820- 1910) que sentó las bases de la profesionalización de la carrera en su Escuela de Enfermería en el hospital de Saint Thomas en Londres. Y por eso todos los 12 de mayo, día de su nacimiento, celebramos con mucho orgullo nuestro día, el Día Internacional de la Enfermería.