Hongo

Candida albicans

Candida albicans es un hongo diploide en forma levadura​ de la familia de los sacaromicetos. Es un patógeno oportunista, ya que se comporta como un organismo comensal al formar parte la microbiota normal de los tractos respiratorio, gastrointestinal y genitourinal, pero una disrupción en el estado inmunológico del hospedador o en el entorno local lo convierten en patógeno.

Hongo

Candida albicans

¿QUIERES SABER CÓMO ES?

IMÁGENES

Pulsa en las imágenes para ampliarlas.

Enfermedades causadas: Candidiasis: a) muguet, placas de levaduras en cavidad oral; b) vulvovaginitis; c) infecciones cutáneas en áreas húmedas (pliegues) de obesos y diabéticos; d) secundariamente, invasión de pulmones, otros órganos y uñas de manos y pies.

 

Patogenia: Las hifas pueden invadir los tejidos cuando en individuos tratados con inmunosupresores o con infección por VIH se afectan la inmunidad celular o los antibióticos destruyen la flora natural bacteriana. Durante el embarazo o uso de anticonceptivos orales, los cambios del equilibrio hormonal favorecen la proliferación de Candida.

 

Inmunidad: Los Anticuerpos y el complemento opsonizan las levaduras que son fagocitadas por los neutrófilos. La activación de macrófagos por linfocitos CD4+ contribuye a la destrucción del hongo. También son importantes otros mecanismos de los linfocitos T.

 

Epidemiología: Candida forma parte de la flora habitual.

 

Diagnóstico: a) Los frotis o raspados sometidos a tinción de Gram muestran levaduras o hifas. b) Las colonias sembradas en agar de Sabouraud contienen levaduras en gemación y seudomicelios. c) En suero de carnero, filamentación (formación de hifas a partir de levaduras).

 

Control: Cremas antifúngicas tópicas para la vaginitis e infecciones cutáneas. Anfotericina B o antifúngicos azólicos para candidiasis sistémica. Siempre que sea posible, prevención de la proliferación del hongo.