Fusarium

Fusarium (F. chlamydosporum, F. dimerum, F. equiseti, F. falciforme, F. fujikuroi, F. graminearum, F. incarnatum [= F. semitectum], F. keratoplasticum, F. lichenicola, F. verticillioides, F. napiforme, F. nygamai, F. oxysporum, F. petroliphilum, F. polyphialidicum, F. proliferatum, F. sacchari, F. sambucinum, F. solani, F. subglutinans, F. tricinctum, otras)

Características

Hongo (ascomiceto) filamentoso (moho) de hifas hialinas septadas.

Infección

Especialmente F. solani complex, F. oxysporum complex. Fusariosis. Hialohifomicosis. Infecciones localizadas: de la piel, tejido subcutáneo, uñas (paroniquia en pacientes con neutropenia) y córnea. Eumicetoma (F. moniliforme, F. solani) (vér Madurella). Osteomielitis y artritis después de traumatismo o cirugía. Queratitis, endoftalmitis. Peritonitis en pacientes en diálisis peritoneal. Sinusitis. Otitis externa.

Formas diseminadas con fungemia (50% de casos) y aparición de maculo-pápulas eritematosas (60-80%), en general induradas, dolorosas y con centro necrótico: infección del catéter, endocarditis, neumonía, absceso pulmonar, sinusitis, meningitis, absceso cerebral, infartos hemorrágicos y aneurismas micóticos cerebrales en pacientes inmunodeprimidos (hematológicos, trasplante de órganos), grandes quemados, politraumatizados. Otras: sinusitis alérgica, asma. Produce micotoxinas.

El término «hialohifomicosis» comprende todas las infecciones, en las que el agente etiológico se presenta en los tejidos en la forma de hifas septadas sin pigmento en su pared. Se excluyen las que poseen nombres bien establecidos, como «aspergilosis».

Diagnóstico

  • Hallazgo del hongo en muestras clínicas y aislamiento en cultivo (hemocultivo).
  • Puede ser necesaria la caracterización genética de la especie (EF-1 alfa, ITS, Rpb2).
  • MALDI-TOF.

Tratamiento

Anfotericina B liposomal, voriconazol o la asociación de ambos en la infección grave.

F. solani y F. verticillioides suelen ser resistentes a voriconazol y posaconazol y tienen CIM de anfotericina B más elevada que otras especies. El tratamiento debe hacerse con dosis altas (5-7,5 mg/kg) de anfotericina B liposomal.

Las asociaciones de voriconazol con terbinafina o con una equinocandina y de anfotericina B con una equinocandina o con azitromicina, pueden ser sinérgicas in vitro.

Considerar la exéresis quirúrgica del tejido necrótico (la exéresis puede ser curativa en las formas localizadas), el empleo de G-CSF o la transfusión de granulocitos (en caso de neutropenia) y de GM-CSF y/o interferón gamma (si la cifra de neutrófilos es normal) y la retirada del catéter venoso en caso de fungemia aislada.

La queratitis puede tratarse con natamicina al 5% o anfotericina B tópicas o con voriconazol tópico y sistémico.

Tiene una taxonomía compleja. F. solani complex incluye entre otras especies a F. falciforme, F. keratoplasticum, F. lichenicola, F. petroliphilum y F. solani, F. oxysporum complex a F. oxysporum. Gibberella intermedia es el teleomorfo de F. proliferatum, G. fujikuroi de F. fujikuroi, G. subglutinans de F. subglutinans, G. zeae de F. graminearum, G. moniliformis de F. verticillioides y Nectria haematococca de F. solani.

F. verticillioides es un sinónimo preferido de F. moniliforme. F. lichenicola es un sinónimo de Cylindrocarpon lichenicola.