Marea roja

La intoxicación paralizante por consumo de mariscos (IPM) es un síndrome neurotóxico asociado a la presencia de saxitoxina y sus más de 26 análogos en los mariscos marinos. Las toxinas son producidas por diversas especies de dinoflagelados del género AlexandriumPyrodinium bahamense var. compresum y Gymnodinium catenatum, así como en algunas especies de cianobacterias.

La sintomatología ocasionada por la saxitoxina y sus derivados se centra principalmente en el sistema nervioso, ya que al bloquear los canales de sodio produce parálisis; puede ser tan leve como adormecimiento de labios hasta la muerte por fallo ventilatorio.

El diagnóstico debe realizarse clínicamente y corroborando la toxina por medio de un bioensayo en ratón o el aislamiento en los organismos productores.

No existe antídoto alguno, el tratamiento es sintomático enfocado a mantener la mecánica ventilatoria. La incidencia de episodios tóxicos, así como la presencia de toxinas paralizantes se ha incrementado y se ha reportado en lugares en donde antes no era común; por esta razón, es importante divulgar este tipo de intoxicaciones, ya que representan un gran riesgo para la salud humana.