Mononucleosis

Virus de Epstein Barr

Citomegalovirus

Toxoplasmosis

Preguntas frecuentes

¿Qué patógenos pueden provocar mononucleosis?

Son un conjunto de patógenos. De ellos el más conocido es el virus de Epstein Barr –implicado en nuestro entorno hasta en el 95 por ciento de los casos. Otros menos conocidos son el citomegalovirus (CMV) o un parásito responsable de menos del 1% de los casos, el Toxoplasma gondii.

¿Qué partes del organismo infectan los patógenos causantes de mononucleosis?

El virus tiene un tropismo o apetencia especial por los linfocitos y el tejido linfático. Esto es ganglios linfáticos, bazo …

¿Cómo se transmite la enfermedad?

Se transmite principalmente por contacto personal estrecho a través de las secreciones orales (saliva). También a través de la tos, los estornudos y también al compartir utensilios de cocina…

¿Por qué se la conoce como la enfermedad del beso?

El nombre de enfermedad del beso deriva de su principal mecanismo de transmisión a través de la saliva, aunque no exclusivo.

¿Qué síntomas presenta?

Los más habituales son la fiebre, dolor de garganta, inflamación de tejido linfático, sobre todo los ganglios linfáticos del cuello. Lo que malestar general, dolores musculares y cabeza. También cansancio, que en algunos casos puede ser pronunciado.

En ocasines hay dolor abdominal, que se relaciona con el aumento de tamaño del bazo o del hígado, aunque son síntomas menos comunes.

¿Cuánto tiempo duran?

La mayoría de las personas mejora en dos a cuatro semanas. Sin embargo, en algunos casos ese cansancio se mantiene durante algunos meses después.

¿Cómo se trata?

De momento, no hay una vacuna eficaz ni tratamiento específico. Por tanto, nuestro enfoque es tratar los síntomas más que la enfermedad en sí. Es decir, mitigar los síntomas bebiendo abundantes líquidos, comiendo de forma equilibrada y sobre todo, descansando (mucho reposo). En ocasiones son necesarios los analgésicos o antitérmicos.

Al ser una patología de origen vírico, los antibióticos no sirven para su tratamiento. De hecho, es muy frecuente en estos pacientes una erupción si se administra por ejemplo amoxicilina pensando que los síntomas de la garganta podrían ser unas anginas de causa bacteriana.

No os olvidéis de prevenir: buena higiene; es importante lavarse las manos con frecuencia.