VIRUS

Encefalitis equina del este

La Encefalitis Equina del Este es producida por el virus del mismo nombre, (EEEV, miembro del a Familia Togaviridae, Género Alphavirus) el cual fue aislado en 1933.

 

Es una zoonosis de origen viral, transmitida a los humanos por la picadura de mosquitos infectados.

ENFERMEDADES

ENCEFALITIS EQUINA DEL ESTE

¿QUIERES SABER CÓMO ES?

IMÁGENES

Pulsa en las imágenes para ampliarlas.

Distribución geográfica

Tiene una amplia distribución geográfica: Estados Unidos, Canadá, Caribe, Centro y el norte de Sur América.

 

 

Ciclo biológico

El reservorio de la enfermedad son las aves.

 

Los mosquitos con capacidad de transmisión son: Culex spp.; Culiseta spp.; Aedes (Ochlerotatus)

 

 

Período de incubación

7 a 10 días.

 

 

Clínica

Los síntomas se presentan de manera súbita y tienen una de severidad variable.

 

El 94 % de los casos consiste en enfermedad febril indiferenciada (39 a 40 °C) que cede en 4 a 5 días. Puede estar acompañada cefalea frontal intensa conpostración, malestar general, debilidad, escalofríos, dolores óseos, mialgias y artralgias, náuseas, vómitos, anorexia y diarrea.

 

Estos signos pueden progresar hacia un cuadro neurológico de encefalitis, delirio, coma, rigidez de la nuca, espasticidad de los músculos de las extremidades y alteración de reflejos.

 

La EEE tiene un alto porcentaje de letalidad y en pacientes que sobreviven hay una alta frecuencia de secuelas permanentes de tipo neurológico (especialmente en menores de 5 años) como retraso mental, convulsiones y parálisis, dado el daño cerebral severo.

 

 

Diagnóstico

  • Diagnostico virológico: Aislamiento  viral o RT-PCR en tejidos, sangre o líquido cefalorraquídeo (LCR).

 

  • Diagnostico serológico: Determinación de IgM o de IgG  durante fase aguda (1 a 7 días después de la aparición de síntomas) y en la fase de convalecencia (14 días después de iniciados los signos), usando generalmente ELISA. Técnica de inhibición de la hemoaglutinación, neutralización o similares.

 

Tratamiento

No hay vacuna ni tratamiento antiviral específico, las medidas de atención primaria incluyen reposo absoluto, hidratación adecuada y terapia sintomática.

 

 

Prevención

Debe procurarse el establecimiento de un programa integral de prevención y control que incluya: vigencia de una norma o base legal, planes de capacitación para el personal de salud, programa de divulgación y de educación sanitaria, atención oportuna de focos y su control, montaje y mantenimiento de un sistema de información y vigilancia epidemiológica con diagnóstico de laboratorio, control de la movilización de animales domésticos susceptibles, coordinación intersectorial, investigación, control de vectores, y participación comunitaria.

 

 

Bibliografía

  • Organización Panamericana de la Salud. Centro Panamericano de Fiebre Aftosa. Documento: Encefalitis Equinas transmitidas por artrópodos.
  • Mesa FA, Cardenas JA, Villamil LC (2005). Las Encefalitis Equinas en la Salud Pública. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. 124 páginas.

¿Quieres recibir nuestro boletín?

Te enviaremos un boletín mensual con un resumen de publicaciones sobre salud y viajes. De vez en cuando también te avisaremos sobre algún evento en el que participemos. Solemos ser breves y nuestros emails molan. 

¡Gracias por suscribirte!