Viajar con perros guía en el avión

Si viaja con un perro guía o perro de asistencia, éste podrá embarcar con el pasajero sin cargo adicional alguno. Tendrá que ir debidamente equipado con bozal, correa y arnés de seguridad para perros o equivalente para garantizar que el perro viaja de forma segura durante el despegue y el aterrizaje.

En el caso de que viaje en cabina, irá junto al pasajero en el lugar que se le asigne por la tripulación. Se recomienda notificarlo a la compañía aérea con una anticipación mínima de unos 48 horas.

Es responsabilidad del dueño atender al perro durante el viaje. La tripulación de cabina no puede ofrecer ayuda al perro durante el vuelo. Algunas compañías aéreas recomiendan no aceptar perros de asistencia en vuelos de más de 10 horas de duración.