3 agosto, 2022

Tuve dengue, y si vuelvo a pasarlo ¿Cuál es el riesgo de tener un dengue grave?

Hay cuatro subtipos/serotipos de virus del dengue (DENV-1, DENV-2, DENV-3 y DENV-4). La forma más grave del dengue, anteriormente conocido como dengue hemorrágico o síndrome de shock por dengue, se produce cuando existe reinfección de la persona con una variedad del virus diferente al de la primera vez.

 

Quien se infecta por alguno de ellos crea inmunidad de por vida exclusiva hacia ese serotipo en particular y temporal, pero parcial hacia los otros (Esa inmunidad denominada cruzada tiene una duración de 6 a 12 meses)

 

Pasado ese tiempo de recuperación las personas pueden reinfectarse con alguno de los otros tres serotipos restantes y tienen alto riesgo de presentar la forma grave de la enfermedad.

 

Cuando una persona se recupera, adquiere inmunidad sólo para el serotipo del que se infectó. Si se contagia de otro, tiene riesgo de sufrir el cuadro grave de la enfermedad. 

 

El organismo reacciona a esa segunda infección por dengue con una intensa actividad inmunitaria contra el virus equivocado. Dicha actividad inmunitaria produce, a su vez, una fuerte reacción inflamatoria con dolores, malestar general y fiebre, pero carece de eficacia contra el nuevo subtipo vírico infectante. Ello se traduce en una enfermedad más prolongada y en síntomas más intensos que los observados durante un primer episodio de dengue.

 

Los síntomas esta vez son más intensos: Dolores abdominales intensos y continuos, piel pálida y pegajosa, hemorragias por nariz, boca y piel, vómitos frecuentes, a veces con sangre, sed excesiva, pulso rápido y débil, respiración difícil y desvanecimientos.

 

Si eso se produce, la hospitalización, la hidratación adecuada y una buena atención en general pueden reducir la mortalidad.

 

Por tanto, la posibilidad de una segunda picadura del mosquito vector del virus, eleva los riesgos de sufrir esta forma más grave de la infección.

 

Factores asociados a una mayor probabilidad de desarrollar un dengue grave

 

Se ha asociado el padecer algunas enfermedades crónicas como la diabetes, fumar, o consumir alcohol. También estar bajo un tratamiento quimioterápico, tomar dipirona o las edades extremas de la vida (niños y ancianos). El presentar algunos síntomas también pueden ser indicativos de una peor evolución como dolor abdominal intermitente, tos, letargia o inquietud y leucocitos normales. 

 

Algunas cifras

 

  • El dengue grave cada año obliga a internar a 500.0000 personas en América Latina
  • La tasa de mortalidad de la forma grave de la enfermedad es del 2,5%. Pero si se detecta a tiempo y se trata adecuadamente, manteniendo el volumen de los líquidos corporales, se puede reducir a menos del 1%.

 

¿Vacunas?

 

Cualquier vacuna que se elabore contra el dengue, para ser eficaz, deberá proteger contra los cuatro subtipos del virus causal, ya que de lo contrario la propia vacuna podría causar síntomas similares a los de un segundo episodio de dengue.

 

¿Volver a viajar? ¿Cómo reducir riesgos?

 

Todas las personas, y especialmente las que ya tuvieron la enfermedad tienen que extremar los cuidados y tomar un extra de medidas preventivas:

 

  • Químicas (repelentes) y físicas (mosquiteros y vestimenta adecuada).
  • Conocer la epidemiología de la enfermedad en la zona (ciclos anuales, serotipos circulantes -los casos más severos están relacionados a los tipos 2 y 3,-,  temporada de lluvias…)
  • Evitar aspirina / ibuprofeno
  • Evitar zonas donde pueda haber criaderos

 

Si sucede y te vuelves a contagiar… la importancia del diagnóstico y buscar un tratamiento precoz adecuado en el destino es fundamental

 

  • Detectada a tiempo- tiene un buen pronóstico.

 

 

Bibliografía, referencias y material de interés

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Donación Fundación iO

DONAR