Metanfetamina

La metanfetamina es una droga sintética estimulante del sistema nervioso central. Su nombre científico es desoxiefedrina. Está emparentada con la efedrina (un estimulante) y la adrenalina (una hormona y un neurotransmisor). Por los riesgos que plantea su consumo, es una sustancia sometida a control desde la Convención de sustancias psicotrópicas de 1971.

 

A nivel mundial, es de las sustancias ilícitas más consumidas, y más asociada a delitos penales. La mayor parte de la metanfetamina del mercado ilícito se obtiene a partir de medicamentos de los que se extrae efedrina que se convierte luego en metanfetamina (como puede verse en la conocida serie Breaking bad). También se extrae de una planta del género Ephedra, endémica en Afganistán.

 

Mentanfetamina, Información Ministerio de Sanidad de España. Fuente: PNSD

 

 

En el mercado ilícito de drogas está presente como polvo blanco o de color hueso, cristalino, inodoro y de sabor muy amargo. También se puede encontrar en pastillas, a veces combinada con otras sustancias estimulantes, opiáceos, o sildenafilo (las llamadas tabletas K). Puede presentarse también con aspecto de cristal. Se la conoce con el nombre de meta, tina, tiza, crank, meth o shabú en entornos filipinos. Los cristales se llaman hielo, cristal, vidrio, ice o crystal meth.

 

Se puede consumir por vía oral, inhalada, fumada, o inyectada. La forma de consumo determina el tipo y la magnitud de sus efectos. Cuando se esnifa o fuma, los efectos suelen aparecer a los pocos minutos, mientras que si su consumo es por vía oral esos efectos tardan en aparecer una media hora. Sea cual sea la vía, cantidades bajas de esta sustancia producen efectos considerables.

 

 

 

Información complementaria

 

Drogas y viajes