Serpientes

De las 3000 especies de serpientes que existen el el mundo, sólo el 15% son peligrosas para los humanos. Es importante tomar las precauciones adecuadas si se está en un área donde potencialmente haya serpientes. Algunas recomendaciones serían:

 

  • Antes de sentarse en el suelo, tiente la tierra con un bastón.
  • Evite poner las manos en oquedades de rocas o troncos o entre la hierba larga.
  • Revise bolsas y mochilas antes de meter la mano.
  • Muévase lentamente si está ante una serpierte.
  • Nunca intente cogerla ni tocarla aunque esté muerta.
  • En caso de mordedura, llamar a los servicios de emergencia inmediatamente.
  • Intente mantener la calma y aguarde haciendo reposo.
  • Retire todos los bordes de su cuerpo que le presionen (ropa ajustada, corbata, cinturón …)
  • Beba algo de líquido, pero nunca ingiera alimentos.
  • Puede tomar paracetamol, nunca un antiinflamatorio hasta que no sea valorado por un médico.

 

Tratamiento

 

Toda mordedura debe ser trasladada en previsión de un envenenamiento severo. Es fundamental conocer y aplicar los primeros auxilios antes de llegar al hospital.

 

  • Evaluar el grado de envenenamiento en los primeros momentos y cada hora hasta su llegada al hospital, comprobando la progresión de la inflamación, el sangrado o el dolor.
  • Intentar identificar la familia de ofidio por el aspecto, actitud, lugar geográfico, hora del día y marcas de las lesiones, recogiendo estos datos a través del paciente o de sus acompañantes.
  • Limpieza y desinfección de la herida con agua y jabón, evitando agentes que coloreen innecesariamente la zona de la mordedura (povidona yodada o mercromina) y que puedan impedir el control de la evolución.
  • Elevación y vendaje de la extremidad afecta con un vendaje compresivo (tipo Crepé) y siguiendo las directrices clásicas de los vendajes. Puede colocarse además una férula.
  • Frío local pero no de forma directa sobre la piel.
  • Revisión de la profilaxis antitetánica e inicio de la misma sí no es correcta.
  • Inicio del tratamiento antibiótico. El de elección es con amoxicilina–clavulánico oral (eritromicina o clindamicina sí existen alergias).
  • Analgesia en caso necesario. Se evitará la administración de ácido acetil salicílico (Aspirina).
  • Ante una eventual reacción anafiláctica, el modo de actuación sería similar al llevado a cabo ante cualquier otra causa (adrenalina, corticoides y antihistamínicos).
  • En algunas ocasiones será necesaria la administración de sedantes, pues la ansiedad puede ser considerable.
  • Mantener en dieta absoluta al paciente (salvo la medicación). Puede administrarse fluidoterapia (suero glucosado o fisiológico) de mantenimiento. La vía de administración de fluidos deberá estar en una extremidad diferente a aquella que recibió la mordedura.
  • El tratamiento hospitalario, en cuanto a especies autóctonas, vendrá marcado por el grado de envenenamiento alcanzado, pudiendo llegar a precisar tratamiento antidótico con suero antiofídico.

 

Mordeduras de serpientes en el mundo

 

 

Bibliografía

 

Enfermedades tropicales desatendidas

Contacto con animales