Huracanes

La temporada de huracanes se desarrolla desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre. La destrucción causada por un huracán depende sobre todo de la dirección que tome el ciclón y si llega a impactar o no en tierra firme.

 

Incluso en temporadas por debajo de la actividad normal también se puede producir un gran impacto en las comunidades locales.

 

El principal factor que puede rebajar la temporada de huracanes es El Niño, un fenómeno climático de carácter cíclico, relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial. El Niño afecta a las corrientes de viento que se mueven desde el Pacífico hacia el Caribe y Atlántico (que ‘rompen’ las nubes tormentosas, evitando así la formación de huracanes). Pero mientras El Niño mitiga el riesgo de huracanes en el Atlántico y Caribe, en el Pacífico –donde se origina- sucede lo contrario.

 

AGOSTO-OCTUBRE 2019. TEMPORADA DE HURACANES EN EL ATLÁNTICO

2018. TEMPORADA DE HURACANES EN EL ATLÁNTICO

 

 

¿Quieres recibir nuestro boletín?

Te enviaremos un boletín mensual con un resumen de publicaciones sobre salud y viajes. De vez en cuando también te avisaremos sobre algún evento en el que participemos. Solemos ser breves y nuestros emails molan. 

¡Gracias por suscribirte!